LA PRESIÓN DE LA LACTANCIA: ¿QUÉ PUEDO HACER?

Una de las mayores presiones que tienen las mujeres al momento de dar a luz es la lactancia. ¿Por qué una presión? Si bien mundialmente se ha reconocido que la lactancia tiene muchos beneficios para nuestros bebés, hay muchas mujeres que tienen dificultades para poder dar leche:

“Me cuesta mucho dar leche ¿qué hago?”

“Me duele/me incomoda, ¿cómo puedo seguir dándole leche si no la paso bien?”

“ ¿Qué pasará con nuestro vínculo?, ¿cómo tendrá defensas?”

Estas y más preguntas no son extrañas; es más, son más comunes de lo que parece. Hay muchas mujeres que sienten que tienen que dar leche por todos los beneficios que puede brindar, pero se olvidan que esta debe ser una instancia bonita para compartir con nuestros bebés.

lactancia, bebé tomando leche

Claro, hay mujeres que logran una lactancia de manera más sencilla, pero eso no quiere decir que, si nos cuesta o no lo estamos disfrutando, tengamos que hacerlo obligadas.

Pero, ¿de dónde viene esta presión?

Social y culturalmente, las mujeres nos vemos enfrentadas a distintas situaciones desafiantes que nos presionan a tomar decisiones, elegir caminos, y tener que optar por ciertas vías de acción. Las razones son miles: muchas veces el apoyo familiar puede no ser el adecuado, no conocer las alternativas a las cuales uno puede optar, falta de servicios o personal de salud adecuado que pueda instruir y acompañar, entre muchas otras más.

Pero lo importante es que de manera paulatina, aprendamos a identificar dichas presiones para así poder también conocer las alternativas a las que se pueden recurrir.

Una de las Presiones: Mitos del Apego y la Lactancia

Es verdad, dar leche tiene muchos beneficios, como por ejemplo en esta instancia se puede promover el desarrollo de un apego seguro. Pero una de las razones más importantes por las cuales se promueve el apego es por la cercanía que mantiene tu cuerpo con el bebé: imagínate, se encuentran acurrucados los dos, haciéndose cariño, mirándose, gozando del momento, aprovechando la calma y tranquilidad que implica este momento (para más información sobre apego, revisa nuestra sección!).

Si bien la instancia de la lactancia libera oxitocinas, que son reconocidas como la hormona del amor, cuando tenemos problemas o dificultades en esta, sea cual sea el problema, no importa la cantidad de oxitocina que liberemos, la dificultad y su malestar asociado se mantendrá igual.

bebé, recien nacido, primerizos, lactancia

Entonces, no pasa nada si quieres recurrir a otro método para dar leche; puedes mantener la misma instancia de cariño que tendrías si le dieras de tu pecho pero con una mamadera. La misma calma, mismo cariño, pero distinto método.

Saquémonos la presión de la lactancia de nuestra espalda.

Si trataste, maravilloso; pero no expongas a tu cuerpo a hacer algo que no disfruta. Al final de cuentas, esto puede repercutir en nuestro estado de ánimo y mental, y la verdad es que no lo justifica. 

Si no quieres, no pasa nada; cada persona es diferente y  como decíamos anteriormente, siempre podemos replicar la misma instancia de la lactancia sin necesariamente tener que lactar.

Como quitarse la presión: Informarse

Una forma de quitarnos la presión es informarnos sobre todas las opciones que tenemos. Por ejemplo, existen muchas asesorías dedicadas a apoyar el proceso de lactancia: nadie dijo que era fácil, y por lo mismo existen muchos profesionales que nos pueden ayudar con técnicas, posturas, entre muchas cosas más.

Pero! si no te sientes cómoda, si la dificultad es mayor, o si no quieres, es tú decisión; no le tienes que dar explicaciones a nadie porque esta decisión es personal y es tuya.

Recuerda: Si, la lactancia es buena y trae muchísimos beneficios (acá nadie está diciendo que no), pero no la veamos la instancia de la lactancia como una presión, sino como un espacio de amor para disfrutar; Una papita de leche rica y hecha con amor puede ser tan buena como la pechuga.

 

¡En Dry Club te queremos acompañar en todas! 

No te olvides que puedes contar con nosotros con planes flexibles, cómodos y con la tranquilidad de que puedes cambiar cuando quieras las tallas. 

Nateen, Bambo Nature y Ecoboom cuando quieras donde quieras: Despachamos a todo Chile!