MASAJES: INSTANCIA DE APEGO

¿Cuál es la importancia de los masajes?

Los masajes infantiles son más que caricias que le hacemos a nuestros bebés; son instancias y modos de relacionarse entre madres y padres con sus pequeños.

Durante los masajes, los bebés se relajan y comienzan a desarrollar un sentimiento de seguridad con sus madres o padres.

¿Cómo pueden influir los masajes en la relación que estamos construyendo en conjunto con nuestros bebés?

Durante el masaje, no solo le hacemos caricias que relajan a nuestro bebé, sino también le conversamos en una voz suave, estimulando así distintos sentidos como el tacto, la audición, y la visión a partir de una situación cariñosa y de amor.

Los masajes también pueden influir positivamente en los ritmos de sueño de los bebés, ya que les proporciona calma, regula sus estados corporales y aumentan los niveles de hormonas como la oxitocina y la serotonina, que influyen en la relajación y promoción de un vínculo afectivo.

masajes, apego, dry club

¿Sabías que hacerle masajes a los bebés también influye positivamente en uno mismo?

Esta es una instancia de calma que todos los padres y madres podemos aprovechar y beneficiarnos de.

Por el nivel de relajación en el que se encuentra el bebé, y tomando en cuenta de que la mayoría de los bebés responden bien a los masajes, ayuda a aumentar los niveles de autoestima personal y nos da mayor seguridad sobre nuestras habilidades de crianza.

¿Cómo hacer un masaje?

  1. Coloca a tu bebé recostado en su espalda, mirando hacia ti en una cama, colchoneta, o cualquier superficie blanda.
  2. Comienza poniendo tus manos sobre el tronco del bebé y mantenlas ahí por unos segundos. De esta forma, el bebé se acostumbrará a tu tacto y, en la medida en que vaya creciendo, reconocerá esto como el inicio del masaje.
  3. Para masajear las extremidades inferiores, como las piernas y pies, primero debemos comenzar por una, y una vez terminado, comenzar con la otra.
  4. Sujeta la pierna de tu bebé por la parte superior del muslo, poniendo la mano en forma de C. Luego ejerces una pequeña presión y deslizas tu mano suavemente hasta llegar a su tobillo. Repite esto una mano tras la otra (Podemos repetir esto cuantas veces queramos, solo recuerda siempre hacer de arriba hacia abajo).
  5. Para la planta de los pies, utilizaremos nuestro dedo pulgar, y lo pasaremos desde el tobillo hasta los dedos de los pies ejerciendo un poco de presión.
  6. Los deditos de los pies también se pueden masajear; desde el más pequeño hasta el dedo gordo debemos hacer una suave torsión desde la parte inferior del dedo hasta la yema.
  7. Para masajear el muslo, debemos hacer lo mismo que en el ejercicio Nº1 pero en sentido contrario; esto significa que tomamos la pierna de nuestro bebé con nuestras manos en forma de C, y nos iremos deslizando ejerciendo un poco de presión desde el tobillo hasta la ingle, una mano tras otra.

Para las extremidades superiores:

  1. En el caso del abdomen, el masaje debe ser muy suave, poniendo nuestras manos en posición horizontal y dependiendo una tras la otra, desde la parte alta del abdomen hasta el ombligo.
  2. Luego, deslizaremos nuestras manos suavemente desde el ombligo hacia los costados, como si estuvieras abriendo un libro.
  3. Para la espalda, haremos el mismo masaje que le hemos hecho a nuestro bebé para su abdomen, y al ponerlo boca abajo, estaremos contribuyendo al fortalecimiento de la musculatura de su cuello.
  4. Terminen el masaje con un abrazo y un beso, agradeciendo el lindo momento que compartieron.

En Dry Club queremos que disfrutes cada momento con tu bebé, por eso te invitamos a probar nuestros planes de suscripción de pañales.