CUIDAR EL MEDIO AMBIENTE DESDE LA CASA

Para cuidar el medio ambiente desde nuestra casa, hay que reconocer que cada una de las acciones que llevamos a cabo en el día a día tiene una repercusión en el ambiente para bien o para mal.

En Dry Club también reconocemos todo el trabajo que significa tener una familia, y cómo estas pueden sobre-saturarse con diversas tareas y obligaciones, dejando como segunda, tercera y hasta cuarta prioridad el cuidado del medio ambiente.

Pero cada uno puede poner su granito de arena para cuidar del planeta que le estamos dejando a nuestros niños y niñas.

Hay pequeñas pero significativas acciones que podemos hacer en nuestro día a día, y si bien pueden parecer obvias, tomar conciencia de ellas facilita que las hagamos:

Cuidémos el medio ambiente apagando las luces cuando no lo necesitemos:

Suena bastante sencillo pero, ¿a quién no se le ha quedado la luz prendida cuando sale de una pieza? La iluminación es responsable del 20% del consumo eléctrico de una casa; imagina todo lo que podrías ahorrar si tomas conciencia de apagar siempre las luces y aprovechar la luz natural.

Desconectar aparatos electrónicos cuando no se estén ocupando:

Existen los “aparatos vampiros”, como los microondas, televisores, hervidores, cocinas eléctricas, entre otros que siguen consumiendo energía a pesar de que no se estén utilizando. Desconectarlos una vez que terminamos de usarlos reduce el uso de energía innecesario; ahorro para el planeta y a nuestro bolsillo.

A cuidar el medio ambiente usando productos reutilizables:

Como por ejemplo botellas de agua, cubiertos, platos, vasos, hasta productos de higiene como paños para trapear el piso y servilletas de tela. Imagina: 1 botella de vidrio reutilizable que puedas usar 100 veces vs 100 botellas de plástico que usas 1 vez, ¿qué te sale más caro al final del día? 

Separar la basura en distintas cajas o contenedores:

Entendemos que hay familias que quizás no tengan tanto tiempo para ir a un centro de reciclaje, pero al separar desde el inicio los productos de vidrio, tetra pak, plásticos y cartón, podremos ahorrar mucho tiempo. También se puede aprovechar de hacer una salida entretenida, por ejemplo: todos los domingos después de ir al centro de reciclaje, vamos a la plaza a jugar y pasar tiempo con la familia.

Estas acciones no son solo importantes a nivel medioambiental, sino también para nuestros niños y niñas. Somos su modelo a seguir, y si nos ven preocupados por el medio ambiente, reciclando y tomando conciencia de nuestras acciones, podremos transmitirles su importancia para que ellos mismos las repliquen. 

    • Transformar objetos en actividades: algo que nos gusta potenciar mucho en Dry Club es el hecho de que todos los objetos pueden ser potenciales actividades, juegos y juguetes, no necesitamos comprar más. Por ejemplo, podemos transformar algunas bolsas de papel en títeres, botellas de plástico en lámparas de lava, ropa vieja en disfraces, cartones en murales para pintar, entre muchas otras cosas más.

 

Deja una respuesta